‘Fast And Furious 8’, la familia es lo primero

Dos años después que tuviéramos la película póstuma de Paul Walker de la saga donde hubo mucha dedicación a su personaje y conmovió a casi todo el mundo, llega la explotación de la gallina de los huevos de oro, quizás aparentemente prescindible y realmente loca de manera superficial en una octava entrega que quizás suene a chicle estirado, pero la cosa cambia cuando un director nuevo entra pese a que conserve al mismo guionista, el señor Chris Morgan y da profundidad a subtramas aparentemente muertas y poco importantes. Aprovecha bien todo lo que precede a esta entrega y saca jugo de personajes poco relevantes aparentemente. F. Gary Gray quien ya había coincidido con Diesel (Diablo), Charlize Theron y Jason Statham (The Italian Job) y Dwayne Johnson (Be Cool) y esta vez los ha unido y ha creado un espectáculo sin precedentes. Cuando piensas en lo prescindible que era, logra ser necesaria, cuando piensas que con coches no se puede hacer mas, lo logran, y cuando piensas que The Rock y Statham no podían estar más desatados lo logran en una película PG-13, no he llevado la cuenta de con cuanta gente se pegan pero la escena de la cárcel es antológica con diálogos memorables incluidos.

No voy a spoilear sobre la motivación de Diesel a separarse de la familia pero lo veo bastante coherente y lógico con las anteriores subtramas de anteriores películas. Theron está sublime como villana, calculadora e imponente, muy inteligente y controla muy bien la situación. Diesel logra inexpresivamente el mejor Toretto de la saga y el resto de personajes igualmente en su salsa añadiendo la incorporación de un inmaduro novato Scott Eastwood (Gran Torino), una divertida Helen Mirren (The Queen) y otro malvado secuaz de Theron. Es cierto que las fantasmadas cada vez son más exageradas y que no saben que hacer con el personaje de Kurt Russell (Guardianes de la galaxia vol. 2) quedando casi como figurante, el realismo si es que algo ha tenido alguna vez esta saga lo pierde por completo, pero la diversión, el humor, el drama y la acción están sobreexpuestos al máximo, dotando de emoción a 127 minutos adrenalíticos. Es cierto que los tráilers desvelan breves detalles en el tema de acción, pero se han guardado varias sorpresas que os sorprenderán.

Todo lo que tiene la película es lo mejor de la saga, incluida la carrera inicial recordando a las carreras de las tres primeras pero esta vez algo más arriesgada. Me ha parecido no solo la mejor de la saga sino de las mejores cintas de acción de los últimos años. Evidentemente tienes que saber a lo que vas pero al igual que Misión Imposible pocas sagas aguantan e incluso superan su nivel establecido.

Primer tráiler en español