Do you WannaCry? O por qué cambiar a GNU/Linux

Aún resuenan los ecos del que ha sido el mayor ataque informático a España en los últimos ¿2 años?. Muchos se preguntan qué hacer para combatir este tipo de amenazas y no ser los siguientes.

Meme Cierra Puerta Abre Ventana

 

Como en los seres vivo, la heterogeneidad siempre ha sido un factor que ha reducido los riesgos de infección. Por lo que cada vez que se produce un ataque de este tipo es bueno recordar que existen alternativas a MS Windows y a Apple MacOS X. Una de estas alternativas es usar una distribución GNU/Linux.

¿Pero qué es eso del GNU/Linux?

A modo resumido, GNU/Linux es un sistema operativo libre (ver ¿qué es el software libre?) compuesto de un núcleo Linux y las herramientas de GNU.

¿Y eso de una distribución?

La realidad es que usar GNU/Linux tal cual implica que somos nosotros mismos los que debemos conseguir el software para instalarlo poco a poco. Como eso es algo bastante poco práctico, hay gente y empresas que juntan el software, añaden herramientas de configuración y lo dejan todo preparado para usarlo. Eso es una distribución.

Actualmente existe una gran cantidad de distribuciones GNU/Linux. Algunas son de propósito general y otras más específicas (por ejemplo, para seguridad o para equipos con pocos recursos).

¿Que me aporta GNU/Linux?

A efectos de un usuario normal, GNU/Linux aporta un extra de seguridad. Esta seguridad surge de dos puntos importantes:

  • La mayor parte de las distribuciones tienen niveles de seguridad más que decentes en los que es complicado realizar modificaciones del sistema base sin permisos.
  • Al ser menos utilizado es menos atractivo ante atacantes.
  • Por último, al ser software libre hay más gente que revisa el código y vela por evitar fallas de seguridad.

Como usuario avanzado aporta la posibilidad de aprender cómo funciona un sistema operativo por dentro ya que se dispone de su código fuente para estudio. Además, las opciones de personalización son mayores que en otros sistemas operativos.

¿Podré usar a mis aplicaciones y juegos?

Esta es, probablemente, la parte más jodida del asunto. Si tu intención es seguir usando Internet Explorer, MS Office y MS Visual Studio probablemente tengas un problema.

Tux en Portal

 

Muchas aplicaciones de Windows tienen sus contrapartidas en Linux. En algunos casos son las mismas aplicaciones portadas (como Steam). En otros casos son otras aplicaciones con compatibilidad (como LibreOffice). Además, hay aplicaciones que pueden funcionar utilizando Wine (ojo, sólo algunas).

Es obvio que si cambiamos de sistema operativo no todo será igual. Lo mismo sucede si se cambia de Windows a Apple.

¿Por dónde empiezo?

Esta es la parte más complicada. Personalmente prefiero Debian, pero para alguien que empieza por primera vez distribuciones como Ubuntu o Fedora son muy buenas opciones. También hay distribuciones como elementaryOS donde se cuida mucho el aspecto gráfico.

Por otra parte, si tienes miedo de romper algo, siempre puedes optar por empezar con una máquina virtual como VirtualBox y dentro de esta hacer la instalación. Esto te permitirá juguetear sin tener que jugar con particiones.

Considerando que se ha utilizado Ubuntu, una vez instalado se dispone de todo lo necesario para el día a día:

  • Navegador web
  • Aplicaciones ofimáticas (LibreOffice)
  • Herramientas de configuración sencillas
  • Juegos
  • Acceso a más de 30.000 paquetes de aplicaciones y librerías

No me funciona el hardware X

Es posible que, si has decidido optar por la opción más expeditiva e instalaste las distribución GNU/Linux en una partición, haya algunas cosas que no funcionen (no tiene por qué). Es es habitual, especialmente, en hardware muy moderno de portátil. Lo normal es que con el tiempo mejore la compatibilidad.

A mi me ha ocurrido comprar un portátil y que al principio no pudiese ni instalar GNU/Linux por el tema de las compatibilidades. Al cabo de los meses ya se podía instalar, aunque había elementos que no funcionaban. Cuando pasaron dos años el rendimiento de GNU/Linux era claramente superior al del sistema operativo de serie.

El motivo de que haya hardware que no funcione es debido a que los fabricantes:

  1. No suministran drivers para GNU/Linux y/o
  2. No publican las especificaciones para que se pueda hacer un driver libre

A causa de lo anterior puede suceder que la única solución sea esperar a que alguien haga ingeniería inversa al hardware para preparar el soporte en Linux. Quién sabe, quizá seas tú el que lo haga 😉

Necesito ayuda ¿A dónde me dirijo?

¿Qué hago?

Existe gran cantidad de foros y listas de correo por Internet donde se puede encontrar ayuda. Lo habitual es que no seamos los primeros en encontrar un problema y alguien ya haya estado investigando antes.

Por otra parte, en la lista de correo del GUL se pueden realizar preguntas sin miedo.

Un saludo,

Samuel Rodríguez