La máquina Z: El generador de rayos X más extremo